¿Se experimenta dolor en la Micropigmentación?

Por lo general, se experimental molestias, y en algunos casos se padecen signos de dolor. No obstante, aún con sus consecuencias, es un dolor soportable. Y si entendemos el dolor como una afección subjetiva, ya que se trata de una percepción sensorial, esto depende, por tanto, de cada persona y de su tolerancia y/o sensibilidad a dicho elemento.

¿Por qué duele?

Simple, para llevar a cabo el maquillaje permanente se hace uso de una herramienta conocida como dermógrafo que está compuesta, y es la base utilitaria de la máquina, por un impulsor que traslada movimientos eléctricos a la punta o conector eléctrico y, en esta parte, es donde la aguja tiene cabida. Con este aplicador se aplica el pigmento en la más, aparentemente, parte de la dermis, inmediatamente debajo de la epidermis de la piel con un fondo entre 0,7 y 1,7 mm.

El tamaño de las agujas varía en relación al tipo de dermógrafo utilizado y, dentro del tipos de agujas, nos encontramos que existen diferentes combinaciones de aplicadores dependiendo de los cabezales: 1,2, 3, 5 puntas redondas, 4 o 6 puntas planas, magnum 5 o 7, etc… Todas estas posiblidades son para simplificar el tratamiento que se vaya a poner en práctica, como puede ser completar una superficie, rellenar una areola, etc…

Y en el caso de que sea una aguja muy delgada (tipo nano), se pueden llegar a sentir dolencias tolerables.

¿Qué se entiende por dolor?

Es una captación sensorial ubicada y subjetiva que se puede presentar, más o menos, potente, fastidiosa o incómoda y que se puede sentir en la parte concreta del cuerpo y el efecto se trata de un estimulación de las terminaciones nerviosas específicas.

En la piel se encuentran un gran número de receptores, a cada cual más personalizado a cada estímulo recogido. Los receptores de la presión de la piel se denominan mecanorreceptores dividiéndose, a su vez, según las condiciones de frío o calor en nociceptores y termoreceptores.

El dolor se da por la excitación de los nociceptores.

¿De qué depende el dolor?

Los lugares más receptivos al dolor, ya que poseen mayor número de terminaciones nerviosas, son principalmente ojos, y labios. En cuanto al dolor, la micropigmentación en cejas, es considerablemente más soportable en comparación a la micropigmentación de ojos y labios.

¿Cómo es el dolor que se experimenta en Micropigmentación?

La mayoría de los clientes expresa que este dolor no se trata de un dolor fuerte e insoportable sino, más bien, todo lo contrario; leve y soportable. Los ejemplos o símiles citados se lo comparan con el uso de un cepillo de dientes eléctrico o la depilación de cejas. En definitiva, las percepciones al dolor fluctúan según la capacidad de aguante y percepción del cliente.

 

Soluciones para disminuir el dolor

En determinadas ocasiones (dependerá fundamentalmente del tipo de cliente y si presenta alergias), se podrá aplicar pomada calmante media hora antes del tratamiento. Esto conseguirá que se disminuya la inflamación y aliviará el dolor.

Las mencionadas agujas nano, tanto para micropigmentación como microblading, también facilitan la reducción de sensaciones molestas.

En conclusión, duele, pero en mucha menos proporción de la imaginada, siendo más importante la tolerancia del cliente al tratamiento efectuado.