La fijación del pigmento en micropigmentación, como es lógico, es uno de los factores más relevantes a la hora de realizar el tratamiento. Entonces, ¿debemos tener en cuenta el grupo sanguíneo de la paciente? ¿afectará al grado de fijación del pigmento en la piel?

El equipo de Tu Micropigmentación reaviva este debate, tan popular entre las técnicos, aportando su punto de vista acerca de este controvertido asunto.

En primer lugar, es necesario conocer que existen un total de cuatro grupos sanguíneos: A, AB, B y O. ¿Por qué existe la variedad de grupos sanguíneos?

micropigmentación-sangre

Este descubrimiento, tiene su origen en el año 1.990, cuando Karl Landsteiner comenzó a mezclar sangre de diferentes personas, demostrando que algunas mezclas eran compatibles entre sí, mientras que en cambio, otras no lo eran.

Landsteiner determinó que en la superficie de los hematíes, existían dos tipos de proteínas marcadoras (antígenos) que denominó A y B. Observó, también, que el plasma contiene además dos tipos de anticuerpos que reaccionan junto con las proteínas de los glóbulos rojos, a las cuáles llamó anticuerpos Anti-A y Anti-B.

Como curiosidad, en el siguiente gráfico, podrá visualizar la distribución de grupos sanguíneos en España. Como se puede apreciar, los grupos A+ y O- son los más comunes.

micropigmentación-grupo-sanguíneo

Por tanto, dado que los pigmentos empleados en la micropigmentación poseen una composición consisderablmente distinta a los antígenos propios de cada grupo sanguíneo, podemos concluir que el grupo sanguíneo no afecta al resultado del tratamiento de micropigmentación. A través del siguiente enlace pigmentos puede comprar al mejor precio, pigmentos de micropigmentación.

pigmentos-micropigmentación