ESTUDIO DEL VISAJISMO

 

El visajismo. ¿En qué consiste? ¿Cómo lo aplicamos?

 

El visajismo o visagismo, es la técnica consistente en aplicar maquillaje al rostro con la fin de diseñar el modelo facial ideal. Por ello, es necesario saber de primera mano las mediciones, volúmenes y formas que se consideran idóneas y las técnicas que poder utilizar para implantar el visagismo de manera correcta en el rostro de un cliente.

La principal idea para aplicar la técnica del visagismo se basa en emplear sombras y luces para conseguir mayor o menor profundidad según la zona donde queramos trabajar el visagismo. Para diseñar perfectamente el visagismo tendremos que emplear distintos tonos de maquillaje para compensar las medidas existentes. Es decir, igualar y compensar las imperfecciones con el tono de maquillaje ideal y, de este modo, obtener las medidas de referencia de cada cliente acorde con sus características en el estudio del visagismo. Por tanto, teniendo en cuenta esto:

  • Se implantará a la hora de realizar visagismo color oscuro a las zonas que tengamos que dar mayor profundidad. Por ejemplo, si a la hora de realizar el visagismo queremos aparentar estrechez, se aplicará tono oscuro para fingirla.
  • Se aplicará color claro en el visagismo cuando tengamos la finalidad de dar menor profundidad a determinadas zonas del rostro. Por ejemplo, si una mandíbula está hundida aplicaremos fondo claro en el mentón para aparentar tener una barbilla más pronunciada.

diseño-cejas-micropigmentación-microblading-visagismo

 

¿Qué características  son necesarias para llevar a cabo el visajismo?

Para realizar un estudio conciso del visagismo, se deberán tener en cuenta una serie de mediciones o medidas que determinarán su correcta aplicación. Para poder implantar la técnica del visagismo primero tendremos que definir lo que se considera un rostro ideal o perfecto. Para conseguir el rostro idóneo, atenderemos a una parte muy importante del rostro: las cejas; la proporción geométrica a tener en cuenta es: el rostro, la longitud de la nariz, y la distancia entre los ojos.

 

  • La forma del contorno del rostro ha de ser ovalada.
  • La nariz tiene que estar en el segundo tercio de la cara y medir exactamente el tercio.
  • La boca debe estar en el tercer tercio de la cara, y la separación con la nariz debe       ser la mitad que la distancia con el mentón.
  • Ambos lados del rostro tienen que ser simétricos.
  • La distancia entre los dos ojos deberá ser la longitud completa de uno individual.

 

Factores que intervienen en el estudio del visajismo.

 

A la hora de llevar a cabo el estudio del visagismo, es muy importante tener en cuenta el tipo de rostro del cliente. Los tipos de rostros se clasifican según su forma geométrica. Pueden ser: en triángulo invertido, cuadrados, hexagonales, alargados u ovalados. Éste último se considera el rostro ideal en visagismo.

Analicemos cada uno de los rostros:visagismo-visajismo-rostros-micropigmentación-microblading

  • Diamante: El mentón y la frente son estrechos, pero los pómulos son muy marcados. Este rostro es considerado exótico. Las cejas deben ser líneas suaves y ascendentes con el punto álgido hacia fuera y los ojos se maquillarán de manera que queden más grandes, y a los labios se le deben dar formas redondeadas y con amplitud.
  • Ovalado: Es el rostro perfecto. Se compone de formas suaves y redondeadas que determinan un rostro equilibrado.
    La frente se caracteriza por tener más grosor que la mandíbula; las mejillas dominan el contorno y la barbilla se presenta más corta que la frente.
    No se necesita de ningún tipo de corrección, con iluminar la zona central y modelar los pómulos es suficiente. Las cejas podrán ser angulosas, suaves y ascendentes.
  • Cuadrado: Es un rostro ancho, pero con líneas duras y angulosas: la frente es cuadrada y el maxilar muy marcado.
    El maquillaje suavizar las líneas. Las cejas se depilarán de manera ascendente, pero evitando la angulosidad. Los labios se pueden maquillar en forma de corazón para disminuir la expresión del rostro.
  • Redondo: Es más ancho que el ovalado, pero también tiene formas suaves y redondeadas.
    La corrección se aplica en los ojos, nariz y boca porque, de este modo, da la sensación de que están muy juntos. Se deben oscurecer las sienes y los pómulos inferiores en diagonal.
    Las cejas tienen que ser ascendentes, angulosas y los ojos se maquillarán de forma que se vean alargados y rasgados.
  • Triangular: El maquillaje ha de conceder armonía. Las cejas deben ser lo más horizontal posible y el punto de altura debe estar lo más exterior posible. Los ojos se maquillarán con líneas rasgadas y los agrandaremos para darles protagonismo.
  • Triangular invertido o “corazón”. La mandíbula es estrecha y la frente es ancha. Esto se disimulará con un maquillaje oscuro, que colocaremos en los laterales de esta, para ir aclarando hacia el mentón.
    Las cejas tendrán un punto de altura hacia el centro y no deben ser demasiado angulosas. Los ojos se deben maquillar con líneas redondeadas y se buscará dar horizontalidad en los labios, para dar un efecto de ensanchamiento en el rostro.

 

Teniendo en cuenta todos estos factores y características seremos capaces de poder llevar a cabo de manera eficaz y correcta la implantación de la técnica del visagismo.